Project Description

The Mersen Academy

La Academia Mersen: más que simple entrenamiento, una respuesta a los desafíos de gestión del conocimiento,

Desde hace varios años el grupo francés Mersen ha estado operando en unos cuarenta países en sectores de alto potencial: las industrias de energía, electrónica, productos químicos, transporte y procesamiento. De manera tal que la innovación continúe formando parte de su ADN, el líder mundial en materiales a base de grafito y soluciones de rendimiento de los equipos eléctricos ha puesto en marcha su propia academia con el objetivo de mejorar los conocimientos del personal y promover el intercambio de mejores prácticas a través de las comunidades de alumnos.

Con los años, el grupo Mersen se ha posicionado como un proveedor líder de tecnología de última generación. Con 6.800 miembros de personal que trabaja en 70 unidades de producción, debe su crecimiento a varias fusiones y ha adquirido un nivel único de experiencia tecnológica gracias a un entusiasta esfuerzo individual y colectivo. “Nuestro grupo ha sufrido muchos cambios”, dice el Director de Recursos Humanos Estelle Legrand. “Hace diez años nos alejamos del enfoque industrial tradicional y nos abrimos a un desarrollo sostenible. También hemos decidido invertir internacionalmente y desarrollar nuestro negocio en nuevos mercados como Asia”. En 2010, esta nueva trayectoria se vio reflejada en un nuevo nombre (fundado a finales del siglo XIX, el grupo se llamó Carbone Lorraine desde 1937al 2010). Cuidadosamente pensado, y aunado a la manera de como unir a los equipos de un grupo cuyo negocio es tan diverso. “Queríamos liberarnos de las limitaciones geográficas y económicas y aprovechar el conocimiento de los expertos que trabajan dentro del grupo”. El reto era también que nuestros gerentes asumieran rápidamente nuestros nuevos valores y fuesen capaces de explicárselos a sus equipos”, explica Estelle Legrand.

La interactividad aumentando el desempeño.

En marzo de 2013, el departamento de recursos humanos Mersen centró su atención en el aprendizaje a distancia y optó por las soluciones de CrossKnowledge. Vieron dos ventajas clave en este tipo de solución: la rapidez de ejecución y la interactividad. Dos meses después, nació la Academia Mersen. “Elegimos la suite de aprendizaje de CrossKnowledge, ya que nos permite ofrecer a nuestro personal diferentes formatos de capacitación, en comunidades de aprendizaje particulares. Estos formatos permiten abrir los silos de la organización y fomentar la comunicación multi-funcional y la interactividad, permitiendo a nuestros expertos compartir sus conocimientos e intereses comunes”, afirma Estelle Legrand. Además de la diversidad de formatos, la gama de contenidos de formación también contribuyó a que la experiencia de aprendizaje fuese animada y atractiva. El video, por ejemplo, es un medio de entrenamiento que todo el personal disfruta, cualquiera que sea su función, su edad o su ubicación geográfica. “Gracias al módulo desarrollado utilizando Mohive, podemos mostrar, de una forma amena, cómo un operador de maquinaría realiza una tarea técnica sobre la línea de producción”, dice Estelle Legrand. De esta manera, la adquisición de habilidades puede mejorar el rendimiento corporativo aún más rápidamente.

La gestión del conocimiento: una preocupación clave 

Las ambiciones de Mersen en términos de nuevas tecnologías de aprendizaje no se detienen ahí. El deseo del grupo para aprovechar las diversas áreas de habilidades representadas dentro de sus equipos llevó, naturalmente, al departamento de recursos humanos a pensar acerca de cómo hacer frente a los retos de la gestión del conocimiento: la identificación de conjuntos de habilidades clave, aprovechando la experiencia, la transmisión de habilidades específicas, compartir las mejores prácticas, y etc. “Estamos planeando intensificar nuestra estrategia de formación a distancia y hemos firmado un contrato flexible, con CrossKnowledge que nos permitirá responder a todos los desafíos de formación en el largo plazo”, explica Estelle Legrand. Combinar Mohive con las comunidades de aprendizaje es particularmente relevante en este contexto. Mersen también puede enriquecer su catálogo de formación profesional por parte recurriendo a los expertos locales para diseñar contenido específico, y luego compartirlo con los equipos de trabajo en todo el mundo. Las características interactivas de la plataforma son un activo clave para que los miembros del personal compartan el conocimiento de sus áreas de especialización.

Hacia una cultura compartida

Después de una fase de implementación técnica que se desarrolló sin contratiempos, dirigido por un pequeño equipo que incluyo gerentes de recursos humanos, relaciones públicas y expertos en IT, se inició un proceso de paso a paso para garantizar que la Academia Mersen ganase la aprobación de los futuros estudiantes. “Dado que hay una cantidad de problemas de seguridad en los sectores de la electricidad y productos químicos, vamos a elaborar una sesión sobre las normas de seguridad – nuestra razón de ser – y ofrecerla a todos nuestros nuevos reclutas en todo el mundo. El entrenamiento relacionado con el producto nos permitirá también identificar los ingenieros de ventas en una de nuestras divisiones. Y para que el personal que trabaja en las funciones de apoyo no se sienta excluido de nuestro nuevo enfoque de formación, también tenemos la intención de crear un módulo de formación y revisión de carreras, guiado por el departamento de recursos humanos, dirigidos a los miembros del personal de alto nivel en la tercera etapa de sus carreras”, explica Estelle Legrand.

Además de las iniciativas de comunicación de correo electrónico, Mersen también confía en el boca a boca para lograr que el personal adopte su nueva estrategia de auto-aprendizaje. “Mersen es un grupo tecnológico que utiliza una amplia gama de áreas individuales de inteligencia. Habremos superado el reto cuando la Academia Mersen nos permita consolidar nuestra cultura corporativa y el desarrollo de la inteligencia colectiva que necesitamos para tener éxito”. Concluye Estelle Legrand.

Contenido relacionado